‘Epílogo’

El pasado sábado fue la muestra de cortometrajes de la tercera edición de barriometrajes; la última escena de la película de este año; el climax de la historia de los participantes y vecinos de barriometrajes vol. 3.

Habíamos pasado los días previos como una gran tribu cosiendo el gran telar de patchwork que hizo de decorado y abrigó la pantalla madre en la que veríamos proyectados finalmente nuestras historias, las historias del barrio de san Honorato- Los Molinos y nuestros sueños. Barriometrajes tiene ese poder por el cual unos perfectos desconocidos el día 1 se convierten en una familia al final del camino.

Eran casi las 9 de la noche y la plaza estaba prácticamente llena y el público, entre los que estaban tiernas y míticas figuras del vecindario, como Doña Teresa la kiosquera y su marido, estaban expectantes. La fiesta estaba a punto de comenzar con el aún reciente olor a pintura húmeda que había quedado serigrafiada en las camisetas que habíamos hecho con el logo de barriometrajes…

Subió al escenario el gran maestro de la narración oral Juan Carlos Tacoronte con un relato y una puesta en escena que no dejaba a nadie indiferente y que bien podríamos haber escuchado durante horas. Juan Carlos, ataviado con un traje de chaqueta elegantísimo, nos habló de la importancia de narrar, de la tradición de hacerlo en los patios o corralas de los edificios, en las plazas de los barrios, alrededor del fuego primitivo, ese fuego que no debemos dejar apagar que es la memoria colectiva, la que construimos entre todos y todas.  Un relato verdadero y emocionante que culmina con una imagen potentísima que adquiría mucha más entidad en palabras y boca de Tacoronte “imaginaos a aquella mujer primitiva que balbuceaba a sus familiares en torno al fuego y de pronto se puso de pie y dijo las primeras palabras y contó a los demás como un mamut había matado a Padre…”

…Y comenzaron los cortos

El primero de ellos “El Kiosco” una historia sobre las primeras impresiones, sobre los prejuicios y la capacidad humana para rectificar una vez que abre los ojos y descubre la verdad. En segundo lugar “La Cinta” una historia de género, una oda al cine con claros guiños a Regreso al futuro, un niño fanatico del cine que acaba por obsesionarse con devolver una cinta al videoclub del barrio. También vimos el corto documentalSer que narra la historia de Sergio, los ojos a través de los cuales viviremos en primera persona las experiencias colectivas de un barrio. Y como no podía faltar también vimos el Making of, donde queda registrado todo el proceso y lo bien que lo pasamos durante el desarrollo del proyecto, porque efectivamente.Barriometrajes pone la bomba pero todos los participantes, juntos, encendemos la mecha sin la que sería imposible llegar a nada.

GRACIAS a todos y cada unos de los participantes de Barriometrajes Vol.3

GRACIAS a todas y cada una de las personas que nos ayudaron a hacer realidad durante tercer año consecutivo este sueño a medio camino entre la tribu, el cine y la realidad de la que solo pueden salir, y de hecho salen, como no podría ser de otra manera, millones de cosas buenas y la mejor de todas: convertirnos en una gran familia.

Así es la magia del cine y el poder de lo colectivo. Nos vamos cargados de amor. ¡Hasta el año que viene! 

¡GRACIAS!


Pincha aquí para visitar la galería y ver las imágenes de la Muestra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *