Escribe sobre aquello que conoces

Sesión 2: Teoría de Guion y Sinopsis

El sábado 13 de abril volvimos a reunirnos. El objetivo del día era aprender las herramientas básicas del guionista y los conceptos fundamentales de las historias. Era un reto difícil. Y si lo pensamos bien tiene todo el sentido del mundo…la primera clase de cine siempre tiene ese halo misterioso y frustrante al mismo tiempo; por un lado es revelador vislumbrar los mecanismos para crear historias y los mimbres de las mismas y por otro, una vez que ves esos mecanismos, ya nunca vuelves a ver una película como antes.

¿Qué es un guion? ¿Qué forma tiene? ¿Qué es una historia? ¿De dónde parten? ¿Por qué el conflicto es la base del drama? ¿Quién es el protagonista? ¿Cuál es su objetivo? ¿Su conflicto es externo o interno? ¿Y la estructura funciona? ¿En tres actos? ¿Cuál es el detonante? ¿Y el clímax? ¿Cuál es el nuevo estatus quo del protagonista?

Muchos nuevos conceptos aparentemente complejos, pero la guionista que imparte la clase aporta un rayo de esperanza…

Estamos acostumbrados a escuchar historias. La narración forma parte de la humanidad desde que existe el lenguaje…es nuestra forma de entretener y también de comprender a nosotros mismos, el mundo y la vida…que es un misterio. Además nuestra cultura es audiovisual, sólo se trata de dejar caer el velo, poner el filtro cine y mirar un poco más allá.

Y así es como surge la magia. Después de la teoría comienzan los visionados de dos cortos que analizamos entre todos “El Encargado” de Sergio Barrejón y “Las Tamarindo” un corto realizado en la segunda edición de Barriometrajes y todos nos dimos cuenta de que sabíamos ver los conceptos aprendidos en la práctica.

¡Había llegado la hora de echar a volar la creatividad!

Los barriometrajistas nos dividimos en tres grupos para desarrollar un cortometraje cada uno. Acudimos al mural de ideas y escogimos hechos, datos y detalles que llamaban nuestra atención. Las musas empezaban a colarse por las ventanas del aula y la creatividad fluyó, imparable y a borbotones, en cada uno de los grupos.

Antes de despedirnos pusimos en común las historias que íbamos a desarrollar cada grupo. Podríamos revelarlas ahora, pero vamos a jugar con el suspense, que ya hemos aprendido que es un elemento clave para crear tensión dramática.

Continuará…

Pincha aquí para visitar la galería y ver las imágenes de la segunda sesión